diumenge, 1 d’abril de 2007

La madre

LA MADRE

—Néstor —me dijo el compañero de oficina cuando entré—, ha venido a buscarte tu madre.

"¿Cómo?, pero si mi madre hace años que esta muerta", pensé, y primero puse cara de espanto, maldije a los astros y luego me reí de la ridícula historia: una señora que buscaba a otro Néstor y preguntó por mí.

Pero no, la descripción de su figura era exacta, coincidía hasta en el vestido con el que la recordaba, ¡era ella!

Mi palidez fue tan notoria que se armó un considerable revuelo: todos preocupados por mí que soy tan reacio a las atenciones, y entonces me puse más nervioso y más pálido, y ellos, más atenciones, y luego carreras a buscar al médico que trabaja tres despachos más allá porque yo desfallecía, y más oficinista a ver que pasa, y ese que pasa era yo cada vez peor, yo deshaciéndome en la angustia de saberme moribundo por tantas atenciones.

Rompiendo mi ancestral compostura logré gritar como un demonio antes de que el ataque fulminante me arrancase el alma.

Y allá estaba ella, más linda que nunca.
...
Iván Carrasco Montesinos
...
_____________________________________________________
...
...
Iván Carrasco és terrassenc.
...